noticias

Ayuntamiento confirma y luego niega que actuaron a petición de Baja Marine Foods. Hirata firmó personalmente la cancelación del permiso de Elida Rentería

[AdSense-C]

Señora Elida permaneció en el sitio y se declaró en huelga de hambre. Pide le sea resuelta su situación y respeten su espacio. Fotografía: Ricardo Meza Godoy.

Señora Elida permaneció en el sitio y se declaró en huelga de hambre. Pide le sea resuelta su situación y respeten su espacio.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy.


– A pesar de que los funcionarios dijeron desconocer que la propiedad es privada, existe múltiple documentación en el propio gobierno que dice lo contrario. Incluyendo la compra-venta del predio por más de 7 millones de pesos.

– Hirata firmó la cancelación del permiso de la señora Elida Rentería, luego de que su director de comercio se declarara incompetente.

Ensenada, B.C.- En dos improvisadas ruedas de prensa que organizó el XXI Ayuntamiento de Ensenada el día de ayer, 12 de marzo del 2015, funcionarios municipales cayeron en contradicciones mientras intentaron explicar o justificar el desalojo forzado de la señora Elida Rentería Duque, registrado el 11 de marzo en El Sauzal.

Hans Appel Lafarga, director de comercio alcoholes y espectáculos públicos; y Oscar Hernán de la Peña Ojeda, director de asuntos jurídicos del gobierno municipal, dieron versiones distintas sobre el caso, y aseguraron por un lado desconocer que el terreno en donde realizaron el desalojo de la señora Rentería y la remoción de su puesto de tortas, hubiera sido en una propiedad privada.

Appel primero negó que hubiese estado involucrado un particular en el desalojo, en este caso el dueño de la propiedad privada, pero minutos después confirmaría que fue a petición del mismo particular como éste desalojo se realizó.

El acta de cabildo que se encuentra disponible en el portal de transparencia del gobierno municipal, con fecha del 14 de febrero del 2013, establece claramente la desincorporación del dominio público y entrega a un privado, de la Calle Seis en la zona industrial de El Sauzal, precisamente el punto en donde durante 16 años había tenido su puesto de tortas la señora Elida.

Esto es, que tras una compra venta, la empresa Baja Marine Foods, S.A.P.I. de C.V., era propietaria desde el 2013 del sitio de donde fue desalojada Rentería el pasado miércoles.

Appel Lafarga, aseguró que el negocio de Rentería presentaba faltas y previsiones desde finales del 2014.

Primero, por no exhibir ante la autoridad municipal su permiso original. Algo que a decir del abogado de la señora Rentería, Eduardo Dávila Aguilera, ocurrió porque el permiso original se encontraba en un juzgado, luego de que impugnaran los intentos de remoción del negocio. “De hecho el juzgado hizo del conocimiento de la autoridad municipal que ellos tenían en su poder el permiso original”, aseguró Dávila.

Segundo, que la señora no quitaba el puesto semifijo del lugar, al terminar su jornada laboral.

Tercero, por ocupar un área mayor a lo que indica el reglamento municipal, entre lo que se incluye que colocó mesas y sillas alrededor.

Las dimensiones que debería tener, siendo puesto semifijo, de acuerdo al director de comercio, es de 1 metro por 3.

Appel agregó que el jefe del departamento de topografía y dirección de catastro y control urbano del XXI Ayuntamiento de Ensenada, Raúl Castro Galvez, verificó personalmente que el negocio de la señora Elida se excedía en las dimensiones permitidas.

“El día 5 de febrero del presente año, se le notificó a la señora Elida para que asistiera a la dirección (de comercio) y mostrara pruebas y alegatos. Se le notificó con la dirección y la…. a dónde tenía que acudir pues para presentar sus pruebas ella ¿no?, el derecho de audiencia. A lo cual la señora no asistió, ni nadie en su representación. De ahí se tomó el acuerdo en la remoción del puesto”, dijo Appel.

El funcionario aseguró primero no tener registro de que la propiedad fuera privada.

“Nosotros en la dirección no tenemos antecedente, tenemos que ver en la de bienes patrimoniales”, afirmó.
La señora Elida, aseguró contar con un permiso de venta que vencía en mayo del 2015. Appel aseguró que aunque el permiso estuviera vigente, las 3 faltas que mencionó anteriormente eran causa suficiente para revocar el permiso.

Fue cuestionado por la prensa, respecto a si tienen o no facultades como dirección de comercio, de actuar en una propiedad privada. “A petición del dueño sí”, aseguró.

Y confirmó, en el caso de la señora Elida: “Fue una petición del dueño”.

Señora Elida atendida por un paramédico del puerto de El Sauzal, el miércoles 11 de marzo del 2015.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy.

Oscar Hernán de la Peña, director de asuntos jurídicos, habló respecto a la situación jurídica del espacio en donde se hizo el desalojo.

“Se actuó por parte de la dirección de alcoholes y comercio ambulante de manera oficiosa […] nosotros actuamos porque ese puesto se encuentra en una pequeña calle. Entonces nosotros damos por hecho de que se trata de una vialidad y ella se encuentra establecida en una vialidad”, aseguró el funcionario.

¿Es una vialidad pública o es una vialidad privada?, le cuestionó la prensa nuevamente.

“Hasta el momento de que se practicaron las diligencias, siempre se manejó una vialidad pública […] en el expediente no había ningún documento de que se tratara de una vialidad privada”, respondió el funcionario.

Calle Seis cerrada luego del desalojo.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy.


Mientras ocurría el desalojo forzado de la señora Elida, y el retiro del puesto de tortas, una persona se encontraba realizando trabajos de soldadura, en la parte oeste de la vialidad, es decir, en el entronque con la Calle Doce.

Minutos después de que fuera removido el comercio el mismo miércoles, la calle, que de la Peña, el director de asuntos jurídicos dijo que era pública, fue cerrada con una malla ciclónica, sin que nadie chistara, y de pronto se convirtió en privada.

Director de Comercio se declaró incompetente y firmó la cancelación del permiso el Alcalde Hirata

Los 3 argumentos con los que justificaron la cancelación del permiso número 01957 de la señora Duque, planteados tanto por Appel como por Hernán de la Peña, se encuentran en el expediente XI/DCAEP/COMERCIO/001/2014.

Destaca, que en dicho documento, el director de comercio, alcoholes y espectáculos públicos, Hans Appel, se declaró incompetente para dictar una resolución administrativa relativa al procedimiento seguido ante dicha dependencia municipal, con motivo de las faltas e infracciones descritas en el cuerpo de la determinación.

Dejando las facultades de tomar tal medida, al Presidente Municipal de Ensenada, Gilberto Antonio Hirata Chico.

El expediente no explica los motivos que llevaron al titular de la dirección de comercio a declararse incompetente, y pasar la decisión final al propio Alcalde. No obstante, Hirata firma personalmente la cancelación del permiso de la señora Elida, bajo el siguiente resolutivo.

“Atento a lo señalado en el cuerpo de la presente resolución y con fundamento en el Artículo 29 fracción j) del Reglamento de Comercio para el Municipio de Ensenada, Baja California, se declara cancelado el permiso número 01957, otorgado a la señora ELIDA RENTERIA DUQUE, para ejercicio de comercio como puesto semifijo, en el ejercicio de la actividad de comercio en el puesto semifijo para venta de alimentos preparados, ubicado en la esquina de la calle seis y zona federal del recinto portuario, del parque industrial FONDEPORT Sauzal II, de la delegación del Sauzal de Rodríguez, Municipio de Ensenada, Baja California […] Notifíquese personalmente y cúmplase […] Así administrativamente lo proveyó y firma, el maestro GILBERTO ANTONIO HIRATA CHICO, Presidente Municipal XXI Ayuntamiento de Ensenada, Baja California, actuando ante la presencia de los señores JORGE HUMBERTO PERALTA PEREZ y ROBERTO PEÑUELAS ALARID, en calidad de testigos de asistencia”.

Fotografía: Ricardo Meza Godoy.

Por este motivo, durante el desalojo, la señora Elida hace referencia directa al Alcalde Hirata Chico, al ser él quien revocó su permiso de venta de tortas.

El gobierno municipal, a través de un comunicado de prensa enviado el día de ayer, 12 de marzo, aseguró que “en ningún momento” realizaron el desalojo a petición de algún particular. Algo que minutos antes había confirmado el director de comercio. Y que de no ser así, entonces implicaría que actuaron en propiedad privada, decenas de metros al fondo y rozando la zona federal, sin permiso.

La compra-venta de los 7 millones

Aunque los funcionarios municipales dijeron desconocer el estado del terreno, los expedientes de Cabildo ahí están, y existe un contrato de compraventa realizado por el propio Ayuntamiento de Ensenada, el que dijo desconocer el director de asuntos jurídicos, que fue realizado en la Notaría Número 3 en Ensenada, por el Notario Público Rodrigo Armada Osorio.

La compraventa se realizó el 8 de mayo del 2013, y fue entre el Ayuntamiento Constitucional de Ensenada, Baja California, representando en ese entonces por el Presidente Municipal Enrique Pelayo Torres, asistido por el Secretario General Miguel Ángel Ley Álvarez, denominados por el Notario como “LA PARTE VENDEDORA”.

En el otro lado, como “LA PARTE COMPRADORA”, se encontraba la sociedad mercantil Baja Marine Foods S.A.P.I. de C.V., representada por su apoderado legal, el ingeniero José Rodríguez Cruz.

El terreno, que es precisamente la Calle Seis, comprende 1 mil 930.492 metros cuadrados, y el Notario hace referencia a los acuerdos tomados en el Cabildo del XX Ayuntamiento semanas antes, donde se aprobaría la desincorporación del predio el 14 de febrero del 2013.

Incluso, destaca una constancia en la dirección de Catastro y Control Urbano del Ayuntamiento de Ensenada, donde la entonces titular, Lourdes Oliva Valdez, expidió una constancia catastral el 7 de mayo del 2013, mediante el oficio OF.CAT/152/2013, certificando que al inmueble identificado como Calle Seis, perteneciente al Parque Industrial Portuario Fondeport de El Sauzal 2, le correspondía la clave catastral número 3-PA-000-003. Asimismo, agregan un deslinde del predio realizado por la misma dirección de Catastro.

La Comisión Estatal de Avalúos del Estado de Baja California, realizó una revisión a dicho predio, considerando que su valor era de 1 millón 737 mil 443 pesos, documento agregado al expediente de la compra-venta. No obstante, el pago del terreno sería a más del cuadruple.

El precio convenido por ambas partes, para la compra de la Calle Seis, fue de 579 mil 147.60 dólares. Lo que equivalía en ese entonces a 7 millones 11 mil 975.28 pesos. Esto a un tipo de cambio en esa fecha de 12.1074 pesos por dólar.

Expediente de la Notaría Número 3, que confirma la compra-venta de la Calle Seis.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy.


Aún con este antecedente y múltiples documentos tanto en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Gobierno del Estado, como en las áreas de finanzas, jurídicas, secretaría general, control urbano y catastro, así como en los avalúos realizados y el expediente en la Notaría Pública Número 3, los funcionarios titulares de áreas del actual gobierno municipal dijeron desconocer que ese espacio, donde fue removida la señora Elida era una propiedad privada.

Incluso, es el mismo Ayuntamiento, en su comunicado oficial, quien destaca que ingresaron sin petición del dueño. Es decir, invadieron una propiedad privada para retirar por la fuerza con decenas de policías, a una sola mujer, armada con una escoba.

La señora Elida, permaneción en el sitio a manera de manifestación, y se ha mantenido en huelga de hambre después de lo ocurrido.

Grupos de pescadores de Ensenada, indignados por la situación que vivió la señora Elida, quien era apreciada por los empleados de la industria pesquera en El Sauzal, anunciaron que realizarán una movilización el día de mañana, sábado 14 de marzo del 2015, en el sitio que ya se encuentra cercado, donde emitirán mensajes de apoyo a la señora Rentería y manifestarán su descontento por el actuar de la autoridad, que ha omitido datos sólidos del estado actual del predio.

[AdSense-B]