Universidad democrática, la respuesta para un Estado funcional [Opinión: Christian Chacón]

[AdSense-A]

Universidades. Fotografía: Francisco Osorio / cc
Universidades.
Fotografía: Francisco Osorio / cc

[Opinión]

“Universidad democrática, la respuesta para un Estado funcional”

Por: Christian Chacón.
Christian Martín Chacón Meza, es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). Actualmente se desempeña como contralor para la Secretaría de Educación Pública (SEP); y como asesor jurídico. Es originario de Ensenada.

e-mail: chaconmeza3@gmail.com
Twitter: @juristachacon

 

 

No es un secreto la falta de profesionalización de nuestros representantes públicos y de primera impresión pareciera ser un gran error el no saber. Un hueco, el faltante, un vacío que exigimos sea llenado. Pero eso obedece al artículo 55 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El 5 de febrero de 1917 la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos estableció el sufragio universal al ser elevado a categoría de política fundamental como derecho y como deber de los ciudadanos. Se fundó como prerrogativa del ciudadano el poder ser votado para todos los cargos de elección popular. Fue Francisco I. Madero quien al decidir participar en las elecciones de 1910 emprendió una campaña electoral que en México era totalmente inaudita, el gobierno al alcance de todos.

Francisco I. Madero estuvo convencido de que el modelo de nación debía tener dentro de su norma superior fundante el respeto de la voluntad popular por sustento, pensando que el pueblo siempre querria lo mejor para sí mismo, idealizando en la democracia el instrumento que nos llevaría al país del progreso.

Ya lo decía en su libro “La sucesión presidencial”: Combatiremos pues, por la causa del pueblo, y el pueblo será el único dueño de su victoria. Constitución de 57 y libertad electoral será nuestra bandera. Menos gobierno y más libertades.

Esa y otras luchas nos dejaron como resultado los artículos 35 Fracción II en el que se dota de capacidad a los ciudadanos para ocupar cargos de elección popular y en los artículos 55, 58 y 82 en los que se omite la requisición de estudios especializados para ocupar dichos encargos.

En la Reforma de la Fracción II del artículo 55 en el año de 1998 se dispensaron todos los trámites. En votación nominal se aprobó por 391 votos en pro y 51 en contra el pasar al Senado, la modificación que tiene por objeto que la ciudadanía se adquiere plenamente a los 18 años, pero no solamente en lo que respecta al derecho de votar y ser votado, sino que, en este último caso el ciudadano, por el sólo hecho de serlo, pueda acceder a cualquier cargo de elección popular. Modificando en sus efectos y por Decreto los artículos 41 y 55 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los artículos 7 y 76 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Estas modificaciones no deben ser interpretadas como una dación de facultades únicamente, sino que debiera ser concebida como una sujeción del ciudadano al cumplimiento del mandato constitucional, mismo que debe ser cumplido en el margen de las atribuciones especiales que recibe con su legítimo nombramiento. Pero ni siquiera se le concibe así y por tanto no es de esa manera.

Es por ello que bajo un marco democrático ideal se justifica el no exigir a los representantes saber de la materia inherente a su cargo. No todos deben ser abogados. Ni siquiera tener una licenciatura. Aquello sería bueno si la dirigencia de un partido político y la elección de sus candidatos se realizaran mediante procesos honestos, claros e institucionales.

Son los límites humanos la razón por la que somos seres sociales. Se necesita a loas otroas, para crecer, para compartir. Colaboración. Trabajo en Equipo. Institucionalismo.

Debe quedar claro que cuando hablo de institucionalismo no me refiero a la fe ciega y el sometimiento. No me refiero a los hombres que suben gateando los peldaños del añorado éxito. Ese no es institucionalismo. Hablo de las personas que siendo libres se unen en pensamiento y lo concretan en un pacto escrito lejos de sus juicios e intereses personales, como un altar para el ideal al que se quiere aspirar. El paraíso tiene más de una forma, pero habría que ver cuál es el paraíso al que podemos llegar y cómo llegar a él.

Muchos pensamos que el Estado es una maquinaria mucho más compleja que la misma política y eso es porque este contiene a la segunda. Desde la manera en que se accede a estos sitios de operatividad Estatal, los mecanismos de ejecución y evaluación, entre otros, existen infinidad de pequeños engranajes en constante movimiento que tornan cada vez más difícil la correcta coordinación y la optimización de los recursos. Eso último es un problema de comunicación y nada más. La comunicación es un fenómeno complejísimo.

Falta una política integral e interdisciplinaria. Se cree que solo una persona debe reunir todos estos elementos pero es casi imposible que así sea. Se acostumbra dejar el trabajo a una persona y por eso se hizo ley. Me pregunto si será el egoísmo o simplemente el instituto vital de sobrevivir el que incentiva a todos de alguna forma a sentirse competidores a la hora de conseguir un mejor lugar dentro de la sociedad. Se cree que será un presidente el dirija el país hacia un mejor destino, cuando esto no puede ser trabajo de uno.

¿Cómo podemos llevar el conocimiento ante las altas esferas del poder? Esa pregunta es la que estuve pensando este pasado fin de semana, y muchas otras comenzaron a salir en trayecto.

Biblioteca Universidad PEG. Fotografía: Picturepest / cc
Biblioteca Universidad PEG.
Fotografía: Picturepest / cc

Definitivamente no podríamos obligar a los legisladores a ser maestros en el diseño de modelos operativos, sistemas de información, conocimiento micro y macro económico del Estado, situaciones de urgente atención, planeación de gastos públicos, temas de migración y desempleo, equidad de género y abastecimiento de agua, desempleo, gestión de programas de desarrollo para Baja California, erradicación del hambre para México, direccion de proyectos de inversión para Ensenada, programas de apoyo a empresas locales, modificaciones normativas que hagan propicias las Asociaciones Público Privadas y los ecosistemas en que se desarrollan, la distribución del presupuesto anual, y una amplia gama de etcéteras.

En definitiva, no podemos exigir que se conozcan todos los temas y menos en tan corto periodo de gestión.

Lo que sí pudiera hacerse es vincular a las universidades y sus áreas de especialización para que en coordinación con el Plan Estatal de Desarrollo y las instituciones que se involucran con él realicen análisis diagnósticos y modelos de respuesta a los diferentes problemas de la sociedad bajacaliforniana. Incluso podría ser esta una vía de retribución a la sociedad que a través de sus impuestos financia estos centros de estudios. Ése es un verdadero servicio social, un fuerte intento de racionalización del sistema y un claro cauce hacia un Estado más democrático con una fuente de participación ciudadana y juvenil. El desarrollo de las nuevas generaciones debe tener inherente a ella un sentido de pertenencia para con su Estado y la certeza de poder formar parte de los asuntos políticos que le competen por mandato constitucional.

El Colegio de la Frontera Norte, por ejemplo, es una gran institución reconocida a nivel mundial por la calidad de sus profesores, egresados e investigaciones de relevancia internacional, mismos que son ahora materia de librero. Es necesaria una iniciativa legislativa que vincule el conocimiento del Estado de Baja California con el diseño y aplicación de las políticas públicas con observancia obligatoria para los servidores públicos.

Uno de los problemas que existen es el que tiene la ciudadanía para con sus gobiernos. Es cierto que se tienen diferentes puntos de atención que debieran permitir el contacto de la ciudadanía con los gobiernos, que incluso contamos con leyes de acceso a la información. Quiero decir que tenemos adaptaciones instrumentales del idolatrado primer mundo y aun así no podemos hacer de esta maquinaria una más eficiente, que no contamine, una que cumpla con su tarea más rápido y consumiendo menos. Es necesario que se utilicen todos los recursos con que cuenta el Estado y el conocimiento de las instituciones académicas.

[AdSense-A]


** Los comentarios vertidos en los post bajo la categoría “Opinión”, son responsabilidad exclusiva de su autor. Sistema informativo plex, funge en estos casos únicamente como espacio abierto para la expresión.

Canal de noticias de plex en Youtube: