Ensenada quiere una ampliación territorial y Rosarito la rectificación de sus límites: Torres Chabert

[AdSense-A]

Hugo Eduardo Torres Chabert. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex
Hugo Eduardo Torres Chabert.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Playas de Rosarito, B.C.- “Si Ensenada quiere más territorio realmente debería hacer una petición de más territorio, decir tenemos muy poco y no sobrevivimos, y queremos más”, consideró Hugo Eduardo Torres Chabert ex alcalde y fundador del Comité Pro Municipio de Playas de Rosarito A.C.

Dijo estar molesto porque Ensenada se “quiere llevar” 168 kilómetros cuadrados cuando ya tiene 52 mil, lo que le representa el .003 por ciento del total de su territorio y para Rosarito se trata de la tercera parte del municipio lo que significa una afectación seria a la economía y a la sustentabilidad del ayuntamiento; “pregúntenle al señor Armenta o alguno de los que más dice, qué pasaría si le quieren quitar (a Ensenada) de San Quintín para abajo o toda la costa del Golfo”.

Descalificó las declaraciones hechas por el coordinador del Grupo Interdisciplinario para la Defensa del Territorio de Ensenada (GIT), Andrés Armenta González:

“La verdad no sé de dónde sacó esas cosas, tiene cada invento. También dice que yo soy dueño de los terrenos de por allá y no tengo ningún metro cuadrado y sí lo tuviera no tendría nada de malo; defendería mi territorio igual de fuerte ni más ni menos, pero en realidad yo no participé en hacer planos, eso lo hizo el departamento técnico de la Sidue (en ese momento denominado Sahope) por orden del Gobernador y del Congreso, yo ni siquiera pintaba; ni era alcalde ni tenía autoridad, yo nomás era el solicitante de la municipalización”, refirió Torres Chabert.

Dijo que Rosarito no tiene controversia territorial y que el que la está creando es Ensenada. Asegura que desde el año 1947, por decreto federal, el límite entre ambos municipios se encuentra localizado en la mitad del puente de la carretera libre que cruza el Arroyo La Misión.

Subrayó que ese límite se ratificó en 1953 cuando Baja California se conforma como entidad federativa, en la creación del municipio de Rosarito en 1995, y también se ratifica cada año por el Congreso del Estado en la Ley de Ingresos con el desglose de las colonias que le corresponden a cada ayuntamiento.

Y es que enfatizó que en la Ley de Ingresos para el llamado Quinto Municipio están enlistadas las zonas de Santa Anita, La Fonda, Alisitos y lugares colindantes, en ese sentido, José Luis Ibarra Arenas quien es asesor jurídico del Comité Pro Municipio de Playas de Rosarito, señaló que Ensenada no debe cobrar predial ni otros impuestos en dichas áreas y dijo que hasta han solicitado retroactivos al Congreso del Estado.

Los 168 kilómetros que le faltan a Ensenada se los quitó Mexicali, no Rosarito; clave para “tumbar” dictamen en el Congreso: Comité Pro Municipio Playas de Rosarito.

AGEBS INEGI
Imagen: Cortesía / Comité Pro Muinicipio Playas de Rosarito

Uno de los argumentos de  Ensenada para asegurar que Santa Anita le pertenece,  radica en que Tijuana con Playas de Rosarito incluida como delegación tenían una superficie de 1,584 kilómetros cuadrados, sin embargo, si ahora se suman las superficies de Tijuana y de Rosarito dan un total de 1,752 kilómetros cuadrados, es decir que la misma zona habría “crecido” 168 kilómetros cuadrados tras la municipalización rosaritense.

“Si el límite siempre ha sido el mismo de dónde sacamos el terreno para quitárselos, ¿cómo se hizo?, nos brincamos  una fracción para acá o con grúas o cómo lo hicimos porque no le encontramos, pero la imaginación es amplia”, dijo Torres.

Torres Chabert mostrando un mapa con los límites del territorio de Tijuana. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex
Torres Chabert mostrando un mapa con los límites del territorio de Tijuana.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

El Comité Pro Municipio de Rosarito no niega las cifras de superficie de Tijuana que ha argumentado Ensenada, sostiene que se trata de un error de medición, y es que a su decir, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) midió con AGEB (Area Geoestadística Básica) los límites territoriales, y se generaría un traslape entre municipios, aunque no precisaron fecha de cuándo se habría realizado esto.

El INEGI divide al territorio nacional en áreas con límites identificables en campo, denominadas Áreas geoestadísticas, con tres niveles de desagregación: Estatal (AGEE), Municipal (AGEM) y Básica (AGEB), ésta puede ser urbana o rural. 

De acuerdo a Torres Chabert, “el AGEB no es un medida de superficie, pero como no había otra (manera) es lo que uso el Estado y lo publicó en algunas de sus leyes erróneamente, pero ese error no quiere decir que le da más territorio a Ensenada  necesariamente […] entonces dice Ensenada como a mí me faltó y a Tijuana le sobró, son míos, ése es el argumento fuerte que traen”.

Sin embargo, refieren que en 1998 con un ajuste de linderos queda Rosarito con 513 kilómetros cuadrados y Tijuana con 1,239.

[AdSense-A]

Aunque no lo mencionaron los integrantes del Comité, al final de cuentas, si se suman las cantidades antes mencionadas vuelve a dar el resultado de 1,752 kilómetros cuadrados.

Lo que sí mencionan: “(…) se mide ahorita salen metros de más o metros de menos  con las mismas colindancias, son del mismo dueño no del vecino, es donde yo veo el argumento un poquito inestable,  si le sobró a Tijuana debe de ser mío, no puede ser, los límites están claros y no han cambiado”, remató Torres.

No obstante, el ex alcalde Rosarito aseguró que Ensenada sí perdió 168 kilómetros cuadrados de su territorio, pero con el municipio de Mexicali y que la falla radica también en la medición por el AGEB del INEGI.

De acuerdo a los integrantes del comité, ese fue el argumento clave para “tumbar” un dictamen favorable a Ensenada en la anterior Legislatura del Estado.

José Luis Ibarra Arenas, Comité Pro Municipio de Playas de Rosarito. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex
José Luis Ibarra Arenas, Comité Pro Municipio de Playas de Rosarito.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

“Comprobándole eso (que Ensenada perdió los 168 kilómetros con Mexicali y no con Rosarito) al Congreso le queda claro que no procedía, pero otra vez lo reinician, porque políticamente es importante para ellos (Ensenada) porque territorialmente no creo, es el .003 por ciento  (del territorio ensenadense), aseguró  Torres Chabert.

Ibarra Arenas agregó que Ensenada lo que pide es una ampliación de territorio, y no algo que le pertenece legalmente, y de acuerdo a él, por esa razón no pasó aquel dictamen. “Lo tumbamos”, aseguró.

Plano Delegación de Tijuana de 1948
Imagen: Cortesía / Comité Pro Muinicipio Playas de Rosarito

“Ensenada podría ser un municipio con más ingresos sí actualiza su  predial”: Torres Chabert

Cuestionado por los 9 kilómetros costeros – parte del triángulo en confitico- que representan un gran ingreso predial, Torres Chabert respondió que al iniciar su gestión como alcalde de Rosarito subió el predial un 300%, es decir el triple, asimismo elevó los costos en las zonas federales, argumentó que siendo un municipio pequeño de esa manera podían subsistir.

“Si le pides a un ciudadano por pago predial dónde prefiere, va preferir Ensenada porque es más barato”,  consideró el presidente del Comité Pro Municipio.

Refirió que el impuesto predial que se cobra en el poblado de Santa Anita “no pinta” ya que es un fraccionamiento de pocos ingresos.

Aunque agregó: “(…) lo que les interesaría (al gobierno ensenadense)  sería la recaudación de impuesto predial en la costa, pero tienen una costa 100 o mil veces más (grande) que nosotros, ¿por qué no buscan incrementar sus valores?,  y no venirse agarrando ya lo pavimentado”, subrayó Torres.

Hugo Torres e Ibarra Arenas. Fotografía: Ricardo Meza Godoy /plex
Hugo Torres e Ibarra Arenas.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy /plex

Sin una  Ley de Límites Territoriales del  Estado no se podrá mover límites

El asesor jurídico del comité Pro Municipio dijo que acuerdo a la Ley del Régimen municipal del estado de Baja California, el  artículo 26 en el sexto transitorio establece que no se podrá definir o mover ningún límite de ningún municipio, si no existe el Estatuto Territorial o  también llamada Ley de Límites Territoriales del  Estado.

El abogado Ibarra Arenas mencionó que de existir dicha legislación evitaría este tipo de problemáticas.

Aunque el diputado del PBC por Rosarito, Felipe Mayoral Mayoral volvió a proponer la Ley Territorial en la actual legislatura, los integrantes del comité consideraron que para que se convierta en realidad y entre en vigor podrían pasar varios años.

Ibarra Arenas sostiene que si el Congreso le diera el fallo a Ensenada significaría mover los límites territoriales, lo que incurriría en una  ilegalidad al faltar el Estatuto.

Y dijo que  de  no obtener el  fallo favorable para Rosarito interpondrán un recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Cuando resuelva el Congreso se va impugnar para cualquiera de los dos lados, ya que se vaya a lo legal y no a lo político”. enfatizó el abogado Ibarra.

Y es que los integrantes del Comité Pro Municipio manifestaron que se ha politizado el tema, a pesar de que Roberto Dávalos Flores diputado por el PRD  y presidente del Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales en el Congreso, les prometió que  la problemática se definiría con elementos técnicos y jurídicos, y no habría “grilla política”.

Canal de noticias de plex en Youtube: