Emite por escrito posicionamiento Omar Zarate García en relación al caso del perro “César”

[AdSense-A]

Lugar del incidente el pasado jueves 10 de septiembre. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex
Lugar del incidente el pasado jueves 10 de septiembre.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Ensenada, B.C.- Luego del inicio de una averiguación previa en torno al caso de la muerte del perro “César” el pasado jueves 10 de septiembre en el Fraccionamiento Mar de Ensenada, el policía municipal Omar Zarate García, señalado por vecinos del lugar como el autor de la agresión contra el animal, emitió por escrito un posicionamiento del caso.

Aquí el texto íntegro:

POSICIONAMIENTO Y RELATO DE HECHOS DE OMAR ZARATE GARCÍA EN TORNO AL INCIDENTE OCURRIDO EL 10 DE SEPTIEMBRE DE 2015

Desde el día 15 de septiembre del año en curso, se inició contra el suscrito una injusta y deshonesta campaña de desprestigio en redes sociales, por parte de quien se llama Elizabeth Vega, acusándome de haber matado a un perro de nombre “César”, situación y acusación que es totalmente falsa y alejada de la realidad, por lo que a fin de esclarecer lo que sucedió, hago del conocimiento los siguientes hechos:

Primero. El suscrito se desempeña como elemento de la Policía Municipal desde 2008 y siempre he demostrado ser una persona trabajadora, cumplida y demás respetuosa tanto de mis superiores como de las leyes y reglamentos municipales, estatales y federales.

Segundo. Aproximadamente en el mes de febrero del año en curso, se mudó una persona a una vivienda cercana del domicilio del suscrito, en la calle Lobo Marino del Fraccionamiento Mar de Ensenada de esta ciudad. A principios del mes de agosto me percaté de que en el patio de dicha vivienda había un perro de raza pitbull de aproximadamente dos años de edad, mismo que estaba amarrado todo el tiempo a unos columpios, en un piso de tierra y sin techo que lo protegiera.

Tercero. Adquirí desde el año 2011 un perro de raza “bully”, el cual, aunque tiene un aspecto imponente, no está considerado como perro potencialmente peligroso por la Ley de Protección a los Animales Domésticos del Estado de Baja California, además de que está muy bien educado y es muy noble, mascota que cada vez que tengo oportunidad llevo a pasear, cumpliendo con la normatividad para pasear mascotas, es decir, sujeto con una pechera de cuero y correa.

Cuarto. A mediados del mes de agosto del año en curso, después de las 19:00 horas, llevé a pasear a mi mascota, acompañado de mi esposa y un bebé de 10 meses que ella llevaba en brazos, cuando ambos nos dimos cuenta que el perro que estaba en la casa de Elizabeth Vega salió por debajo del cerco con dirección hacia nosotros, pues la casa no tiene banqueta de cemento, por lo que la reacción de mi mascota fue de proteger tanto a mí como a mi esposa y el bebé, por lo que se inicia una pelea entre los dos perros, la cual duró aproximadamente 3 minutos, ya que nunca solté la correa y cuando la propietaria del otro perro salió de su casa y se limitó a observar la situación, le indiqué que sujetara a su perro, por lo que trató de controlarlo del cuerpo, ya que no contaba con collar ni pechera, y así logramos separarlos.

De esta pelea, mi perro resultó seriamente lesionado, tanto de la pata izquierda como de la nariz, oreja izquierda y pecho, siendo necesaria atención médica y suturarlo en varias partes del cuerpo, con un costo total de la curación de las lesiones de alrededor de $1,200.00m.n.

A consecuencia de ello, comenté con Elizabeth Vega que debía tener mayor precaución con su mascota, ya que en la calle hay niños de todas las edades, a lo que ella respondió que el perro lo había adoptado de la calle y que haría lo posible por mantenerlo dentro de su casa.

Quinto. El día jueves 10 de septiembre, aproximadamente a las 18:40 horas, salí de mi domicilio para pasear a mi mascota, acompañado de mi esposa. Caminamos por la calle Lobo Marino, luego Pelicanos y retomamos calle Lobo Marino para dirigirnos a nuestro domicilio.

En ese momento, al doblar en la esquina, nos dimos cuenta que el perro “César” se había soltado de su cadena y se escapó otra vez por debajo del cerco. Cuando mi esposa se percató de la situación, se asustó muchísimo, debido a los antecedentes y las lesiones que le había ocasionado a nuestra mascota, por lo que se dio la vuelta y corrió hacia el lado contrario, dando la espalda al perro “César”, el cual bastante agitado, intentó perseguirla, sin embargo, al pasar corriendo frente a nosotros, mi mascota se atravesó para detenerlo y comenzaron a pelear nuevamente.

Es importante mencionar que en ningún momento solté la correa, pero debido a que la dueña de “César” no se encontraba en su domicilio, no pude lograr separarlos yo solo y finalmente su mascota desistió de pelear y regresó a la parte frontal de su casa, herido del cuello y derramando sangre.

En ese momento jalé a mi mascota para acercarme con mi esposa y retirarnos a nuestro domicilio a evaluar las nuevas lesiones. Cuando llegamos a casa me di cuenta de que las lesiones previas estaban expuestas otra vez y ahora tenía nuevas lesiones en cara y pecho, pero no requerían sutura por lo que lo limpié con agua oxigenada.

Sexta. Poco más tarde, alrededor de las 19:15 horas, seguía al pendiente de que llegara la dueña del perro “César”, Elizabeth Vega, pues quería reclamar su falta de cuidado y hacerle saber que se había repetido la situación anterior, por lo que me asomé a su casa y me di cuenta que unas personas, a quienes no conozco, subieron a “César” a un vehículo y se lo llevaron. En los días posteriores no supe nada del perro, ni tampoco de su propietaria.

Séptimo. El día 15 de septiembre, aproximadamente a las 14:00 horas, varias personas me enviaron vía internet comentarios de una persona que me acusaba de haber matado a un perro, así como la fotografía que mostraba como prueba.

Octavo. A pesar de que Elizabeth Vega no estuvo presente durante los hechos ocurridos, se ha dedicado a desprestigiarme en redes sociales afirmando que agredí a su mascota, por lo que acudí a las instancias correspondientes, a efecto de que se inicie un expediente en su contra, tanto por la difamación como por el daño moral que con sus mentiras me ha ocasionado.

Noveno. Es importante mencionar que el 17 de septiembre del año en curso, aproximadamente a las 20:00 horas, se comunicó conmigo mi esposa para avisarme que nuestro perro estaba lesionado, al parecer por una navaja, pues presentaba una herida reciente, lo que fue reportado al 066.

Por lo antes expuesto, solicito la divulgación de esta postura y relato de hechos, a fin de de que la opinión pública los conozca.

Atentamente

C. Omar Zarate García

 
Para conocer los antecedentes del caso puede dar click en las siguientes ligas:

Abre la PGJE expediente por delito de maltrato animal en caso del perro “César”

Acusan a policía de matar a cuchilladas al perro “César”

 
 
[AdSense-A]

Canal de noticias de plex en Youtube: