Opinión

Lo ideal de no ser lo ideal.

Por: Tania Valkiria Vázquez.

Cuando pienso en las diversas formas de vivir, en donde existen ideales de cómo deberían de ser las cosas, imagino la vida sin personas como yo, si hubiera un régimen en donde la vida se rigiere completamente por ideales o perfección, quizá ya habría muerto.

Sin embargo la sociedad, nos hiere y nos mata cuando nos juzga, nos reprime, nos marca y nos estereotipa.

Mi madre se casó con mi padre porque yo venía ya es su vientre, como resultado mi llegada a este mundo no fue el “ideal”. Cuantos hombres y mujeres, se unen no por amor, si no por obligación, cuántos hombres y mujeres, han sido juzgados por ser “rebeldes y desordenados” al romper con esos cánones de lo que la sociedad considera lo ideal para nosotros los humanos.

Lo ideal no es vivir con una persona la cual no amas esperando que la vida por si sola te ofrezca lo que mereces, tampoco es aguantar a lado de un hombre o de una mujer que con el paso del tiempo descubren que el amor era más que besos y sexo, que en lugar de sumar, se restan y que cada vez se alejan más del “ideal matrimonial” seguramente verían pasar sus días con un plato de sopa segura, con la comodidad de una casa, y mostrándoles a sus hijos sonrisas falsas que bien cabrían en la caja de la vida hipócrita , pero “ideal”, y después de que ellos crecieran y partieran de su “hogar”, seguramente ese par de ancianos con el corazón roto , con la conciencia al rojo vivo terminarían sus días pensando en lo “ideal” que hubiera sido romper con lo “ideal” , vivir , soñar, aventurarse , experimentar , tropezar , llorar, caer y levantarse . No siempre lo “ideal” nos hará felices, o peor aún, no siempre lo “ideal” evitara herirnos a nosotros mismos ni mucho menos a los demás,

Vivimos en un mundo apresurado, el cual muy pocas veces, nos detenemos a pensar que es lo que realmente queremos, que es lo que realmente deseamos, en ocasiones por querer dar gusto a los demás, por temor al rechazo, a ser juzgados, por ese miedo a salir de la zona de confort, y entonces pasamos la vida, pregonando esa frase que hace que el pecho se fracture;

Y si hubiera, si tan solo hubiera…

La valentía es la espada, que se desliza tenazmente atreves de todo aquello que nos lleguen a imponer, seamos valientes para vivir no como nos han mostrado, si no como nos indique nuestro corazón, y nuestro espíritu, procura no fallarte a ti mismo, si no te fallas a ti, no lo harás con lo demás, estaremos más tiempo muertos que vivos, así que no te esfuerces tanto por ser, o tener, lo “ideal”. Porque no siempre lo “ideal” es lo mejor.

___________
Fotografía de portada: “Cupid and Psyche” CC-BY





Categories: Opinión