PEQUEÑAS LUCES EN PALACIO NACIONAL – urge ir por más aciertos

Antes y durante la llegada de AMLO al poder causó gran incertidumbre en los mercados nacionales e internacionales, pero el estrés financiero se agudizó cuando el nuevo Presidente empezaba a tomar decisiones significativas bastante desafortunadas como la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco, lo que para muchos es la improductiva inyección de capital a Pemex y la suspensión de financiamiento federal a importantes programas nacionales; la tensión empeoraba con las malas expectativas proyectadas por las calificadoras de riesgo y los inversionistas. La economía mexicana de por si ya lenta, terminaba por estancarse alcanzando el famoso crecimiento económico del 0.1 al 0%.

El daño que pudo haber causado la huida de Carlos Urzua al frente de la Secretaria de Hacienda fue neutralizada rápidamente con una muy buena jugada del Presidente, designando como relevo al joven experto Arturo Herrera como el nuevo guardián de las finanzas de México. Herrera colaboró ocho años en el Banco Mundial, y cuenta con las credenciales suficientes para dar certidumbre a los inversionistas, quienes son factor indispensable para reactivar la economía mexicana.

En medio de este oscuro panorama se libraba otra batalla, de la cual muchos ignoraban su existencia e importancia, el Presidente por medio de la CFE contra cuatro de las grandes empresas privadas que operan los gasoductos. En el pleito figuraba el jefe de jefes, Carlos Slim Helú, por medio de quien (y a pesar de Bartlert) se logró llegar a un muy difícil pero buen arreglo. Por la importancia de las negociaciones intervino personalmente el propio López Obrador.

El acuerdo alcanzado por el Presidente, entre la CFE con Ienova, TransCanada y Grupo Carso rescata la posibilidad de que la 4T tenga momentos de lucidez para beneficio de la Nación, logrando empatar los intereses de gobierno con los privados. El gas mas barato del mundo llegará de Estados Unidos (Texas) hasta el sur profundo de Mexico, ampliando potencialmente las posibilidades para el desarrollo económico.

Son estos pequeños e importantísimos giros de timón los que necesitamos empezar a ver en esta administración, acciones firmes y concretas que muestran lo positivo de saber negociar con las grandes corporaciones de la iniciativa privada, que los capitales puedan vincularse sin enredarse con el Estado y avanzar, aunque sea un poco, hacia ese ambicioso ideal que la 4T pretende: la transformación de la vida publica de México.

Son también los otros, los que el Gobierno necesita. El asesoramiento profesional y técnico que el Presidente se permite recibir (a veces) de los especialistas adecuados, debe, indiscutiblemente, ocurrir con mas frecuencia. No es su inmaculada presencia la que por obra divina hará que cambien las cosas, sino tendiendo puentes, y generando esos acuerdos a los que el Presidente se está atreviendo, y que representan un buen inicio para ir causando esa diferencia de rumbo, hacia un cambio de realidad, y no quede solo en un rezo diario de un ideal imposible.

Ya todos sabemos cómo llega el capitán de la 4T a su tercer primer informe de gobierno, lo bueno y lo malo, iremos hablando sobre eso, pero por el momento ante los enormes retos sobre todo, también, en el tema de seguridad, es imprescindible ir por mas aciertos.

<Asbel Esliman>

Canal de noticias de plex en Youtube:

Deja tu comentario

%d bloggers like this: