Columna: Realidad-Es

Marco Estudillo Bernal
@estudillo_mx

La calma, prudencia, paciencia, visión y responsabilidad, serán factores fundamentales para hacerle frente a la dinámica social, económica y hasta política que se ha dibujado en la nueva realidad mundial.

Los números de la Pandemia son alarmantes sí, y nos tienen que llevar a un golpe de timón en la forma de pensar y hacer todo lo que pensamos y hacemos, me refiero a que en verdad, hoy más que nunca, todos vamos vislumbrando tanto nuestra fragilidad, como la vulnerabilidad que tenemos al depender unos de otros.

Hoy, la pandemia de Covid_19 nos da la grandísima oportunidad de ponernos en ruta, de enfocar nuestra individualidad en un esfuerzo de creatividad, auto superación y entendimiento que nos permita encontrar nuevas metas, nuevos objetivos, un nuevo entendimiento y una priorización de temas que nos lleven a descubrir lo que es verdaderamente importante en nuestras vidas.

Es una tarea que implica reconocer el valor de la familia, de todo lo que se tiene y lo que no se tiene, reconocer el valor de lo que se puede aportar, reconocer el valor de sumar y multiplicar, reconocer el valor de facilitar sin esperar a cambio, de gestionar con transparencia, de dar ese empujón que robustecerá nuestras conexiones, nuestras relaciones, nuestro entorno.

En la reflexión para Ensenada, es momento de evaluar lo que hemos hecho bien y mal, lo que hemos dejado de hacer y lo que nunca hemos iniciado para construir la tierra a la que verdaderamente aspiramos y es momento de una reflexión sobre nuestra historia, para calificarnos objetivamente, desde lo individual, hasta lo colectivo.

En esa reflexión dura para Ensenada, hoy nos damos cuenta de que no hemos defendido lo suficiente, de la mano todos los sectores, temas tan sentidos como nuestro territorio, el agua doméstica e industrial suficiente, no hemos defendido a cabalidad nuestro territorio ni la infraestructura, ni la promoción que nuestra tierra se merece.

En la reflexión para Ensenada, hoy podemos valorar todo lo que quizás no hemos defendido a cabalidad, me refiero a esos símbolos que nos dan arraigo, desde nuestro mercado negro, el Centro Histórico, la Bufadora, esos Valles, incluidos por supuesto la Antigua Ruta del Vino, el Valle de Guadalupe, San Pedro Mártir, el Parque Nacional Constitución de 1957, toda la región de San Quintín y el sur de Ensenada.

En la reflexión para Ensenada, hoy podemos valorar ese gran esfuerzo que hacen los empresarios, del tamaño que sean, los emprendedores, los que generan empleos, los que se auto emplean, hoy valoramos esa industria en nuestra comunidad, que se ve amenazada como nunca, que se ve amenazada como nuestro comercio y nuestros servicios, hoy el valor que le damos a la dinámica económica de Ensenada, es otro.
En la reflexión para Ensenada, debe de haber el entendimiento que requiere la sociedad por un tema de salud que nos lleva a lo económico, en donde el reto es de tres, del empleador, el empleado y el gobierno y en donde tenemos que encontrar el eco en la rectoría del estado, para generar una estrategia sin precedentes con estímulos fiscales, programas sociales, vamos, incluso como gestores ante las instancias financieras que le permitan al sector productivo, hacer lo suyo, producir y aportarle para reconstruir lo que sea necesario.

Y en la reflexión tenemos la oportunidad de generar un inventario propio, individual, un inventario de todo aquello que podemos aportar que no estamos dando, partiendo por nuestra casa, nuestra familia, nuestros centros de trabajo, a nuestra colonia, a nuestra comunidad, es un inventario valiosísimo, ese es el inventario de la diferencia.

En la reflexión para Ensenada, ante las circunstancias, es momento de definir el rumbo de nuestras vidas, de reorganizarnos, replantearnos y enfocarnos porque es la suma de nuestras acciones, la que transforma a nuestra familia, nuestro entorno, nuestro trabajo, nuestra comunidad y municipio, es esa suma de acciones enfocadas, la que cambiará a nuestro Estado entonces, nuestro país, nuestra actual realidad.

Hoy los riesgos que se ven en el horizonte de dificultad de ingresos para muchas familias, la debilidad que vemos en las empresas, los riegos de inseguridad ante la desigualdad social y circunstancias que no permiten generar ingresos, nos debe llevar a reflexionar sobre la corresponsabilidad entre empleado y empleador, para asumir con responsabilidad en el momento histórico que vivimos, un papel colaborativo que nos fortalezca como lo que somos, una comunidad, una gran familia.

En la reflexión para Ensenada, ante la Ruta del Covid_19, está en esas pequeñas acciones de nuestra individualidad, la llave en la construcción de verdaderas oportunidades de transformación positiva, productiva, permanente y de gran calado para nuestra Ensenada, no perdamos el ánimo, no perdamos la esperanza, no perdamos la fe, hay gran fuerza en la gente de Ensenada, hay arraigo, tradición, amor y seguro estoy, que hay mucha valentía para resurgir más fuertes que nunca; en la reflexión para Ensenada, es cuestión de voluntad. Por lo pronto, en este momento, ayudemos al que está a un lado, al trabajador, al patrón, al enfermo, al de la tercera edad, a la madre o padre soltero, al vendedor ambulante, a la pequeña empresa local, estiremos la cobija por esta ciudad. Por lo pronto a trabajar con el mayor de los cuidados y desde la casa, desde el distanciamiento hasta donde sea posible.

El columnista es contador público, consultor de empresas, emprendedor, presidente de Consulten, director de www.eycia.com y de grupo maglen Facebook: @MarcoEstudilloBC Instagram: @marcoestudillomx Twitter: @estudillo_mx


** Las publicaciones en la categoría de Opinión son responsabilidad exclusiva de quien las escribe. PLEX funciona en estos casos únicamente como un espacio abierto para la libertad de expresión.

Fotografía de portada: CC-0

Canal de noticias de plex en Youtube:

Deja tu comentario

%d bloggers like this: