CICESE comenzará con ensayos de teleconsulta médica

(Boletín) Del 21 de abril al 1 de mayo, el CICESE ha realizado un total de 185 pruebas de diagnóstico para COVID-19 en muestras que les ha canalizado la Jurisdicción Sanitaria local, brindando un servicio que se mantiene al día. Además, entre mañana 5 y el miércoles 6 de mayo comienzan las pruebas con un sistema de tele consulta médica desarrollado en este centro de investigación; sólo está pendiente que doctores del Sector Salud conozcan el sistema, validen su operatividad y que se habiliten los protocolos de conectividad en los puntos hospitalarios donde se habrán de instalar.

Lo anterior trascendió en una reunión convocada por este centro con autoridades del Sector Salud de Ensenada, para dar seguimiento a los diferentes proyectos en los que el CICESE y la UNAM están trabajando (en temas de COVID-19) en apoyo a las autoridades de la Secretaría de Salud de Baja California, y que incluyen el desarrollo de respiradores artificiales, la elaboración de soluciones desinfectantes, una cámara de desinfección basada en el uso de ozono y luz ultravioleta, construcción de cajas de acrílico para intubar pacientes, fabricación de caretas para el personal médico, además de la realización de pruebas en el laboratorio especializado en estudios de patógenos del CICESE (nivel 3 de bioseguridad BSL-3) y los módulos de tele consulta médica.

Sobre éstos, Salvador Villarreal Reyes, investigador del Departamento de Electrónica y Telecomunicaciones del CICESE, informó que están listos para comenzar pruebas este martes o miércoles en alguno de los Centros de Salud que se han seleccionado: el de Pórticos del Mar, el de la colonia Obrera o el de la Ruiz y Calle 14.

El sistema opera en una estructura tipo kiosko, pero se puede reconvertir en uno tipo carrito con mayor portabilidad, e incluso en algo más pequeño. Si bien en este momento captura (manual o automáticamente) y transmite tensión arterial, temperatura corporal, campo de oxitometría, peso estimado y estatura, se le añadirán dos parámetros más, frecuencia respiratoria y frecuencia cardiaca, a petición de la jefa de Urgencias del Hospital Genera de Ensenada, Dra. Lineth Hernández Higuera, quien destacó que teniendo estas unidades en clínicas periféricas los médicos (tanto los de estas clínicas como los especialistas con quienes se establecerían videoconferencias) tendrían mejores herramientas para tomar la decisión de qué hacer con los pacientes: si se les brinda tratamiento ambulatorio o si requieren hospitalización.

El doctor Villarreal dijo que para probar el sistema se requiere que un médico atienda una consulta remotamente, no solo para que conozca la interfaz, que es muy sencilla, sino para verificar que se cumplan los requerimientos de conectividad. Esto es importante pues si bien la “mezcla” de video se realizará en un servidor especialmente habilitado en los sistemas de cómputo del CICESE, los ajustes en la calidad del video dependerán del ancho de banda que tenga cada unidad hospitalaria.

Otro aspecto destacable es el desarrollo de una cámara antiséptica basada en el uso de ozono y luz ultravioleta denominada CaOZ-UV, que podría utilizarse en clínicas COVID para desinfectar objetos no muy grandes y los equipos de protección personal que utiliza el personal médico, o bien, modificando el sistema, en espacios confinados, como cuartos de hospital, salas de espera y ambulancias.

Fotografía: Cortesía / CICESE

Rosa Mouriño Pérez, directora de la División de Biología Experimental y Aplicada del CICESE, informó que desarrollaron un prototipo con capacidad de 1 metro cúbico. Consta de una unidad productora de ozono (capacidad de 10 gramos de ozono por hora), una cámara hermética (a la que se conecta la unidad de O3 mediante una válvula check), y dos filtros de salida: uno de 0.22 micrómetros y otro de carbón activado cuya función es reconvertir el ozono en oxígeno, evitando así residuos tóxicos. Dentro de la cámara hermética se tiene el sistema de luz ultravioleta, basado en una lámpara cuya vida útil es de 9 mil horas.

Personal del Departamento de Microbiología del CICESE hizo pruebas utilizando cultivos de diversos microorganismos (bacterias y hongos). Los resultados demuestran que todas las partículas virales y esporas se destruyen completamente con un tratamiento de 15 minutos, el cual además es un tiempo corto para cualquier desinfección.

Aprovechando que en la reunión estaba presente el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada, Carlos Ibarra Aguiar, se acordó que esta agrupación buscaría el recurso para adquirir tres unidades productoras de ozono de esa capacidad o gestionaría ante el cabildo de Ensenada para que se adquieran, de manera que puedan habilitarse igual número de cámaras CaOZ-UV.

La doctora Mouriño también informó que gracias al apoyo recibido de la empresa Sanoviv y de la Asociación de Personal Académico del CICESE (APACICESE), esta semana producirán 1,200 litros de soluciones desinfectantes para manos y superficies que serán entregados a ISESALUD y a la Cruz Roja.

Respecto a las pruebas de diagnóstico que se realizan en el CICESE, Clara Galindo Sánchez, investigadora del Departamento de Innovación Biomédica, dijo que personal de este centro viajó hoy a Mexicali para recoger más reactivos y kits de extracción, lo que permitirá continuar con esta labor.

Aunado a ello, Alejandro Huerta, del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la UNAM, anunció que esta semana podrían comenzar a realizar pruebas de diagnóstico para COVID-19 siguiendo la misma metodología que el CICESE. Ya están validados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE); cuentan con un termorregulador que les prestó el CICESE, y el Instituto de Biotecnología de la UNAM (ubicado en Cuernavaca) les envió reactivos para 50 muestras.

El Dr. Ángel Iván Alvarado, jefe de la Tercera Jurisdicción Sanitaria en Ensenada, informó que la capacidad hospitalaria destinada a COVID en Ensenada se encuentra a menos de 30% de ocupación, y consideró que por el índice de casos Tijuana será, sin duda, el epicentro epidemiológico en nuestro país.

“En México estamos a punto de entrar en la etapa de meseta; se predice que esta semana será la cúspide de la curva y que en la siguiente semana comenzará a bajar. Esto aplica para Tijuana, que se está comportando tal como señalan las predicciones. En Ensenada tenemos dudas, por el menor índice de casos que tenemos en comparación con Tijuana, de si hemos logrado aplanar la curva o estamos desfasados ante la contingencia. Todavía no sabemos a qué se debe”.

Por su parte, la Dra. Lineth Hernández dijo que en Ensenada se realizó en abril un análisis de los casos de personas fallecidas por COVID-19 en el Hospital General. La mayoría de los pacientes sufrían de hipertensión y presentaban adicionalmente alguna otra morbilidad, como lupus o cáncer.

El doctor Alvarado ratificó esto diciendo que a diferencia de Italia y España, donde la mayor mortalidad se presentaba en adultos mayores, en México el problema no es la edad sino la pésima alimentación que tenemos, que genera obesidad e hipertensión. Por ello nuestra tasa de mortalidad es tan alta.


Fotografía de portada: Cortesía / CICESE

Canal de noticias de plex en Youtube:

Deja tu comentario

%d bloggers like this: