Elecciones 22021 IEEEBC
Héroes de Papel

El Guionista Robert Mark Kamen Explicó Por Qué No se Hizo una Secuela de The Fifth Element

El director Luc Besson y un taxi volador en el set de The Fifth Element (1997). Imagen: onset.shotonwhat.com
El director Luc Besson y un taxi volador en el set de The Fifth Element (1997). Imagen: onset.shotonwhat.com

Ustedes tienen un Multi Pase en el mundo de los HÉROES DE PAPEL. El director, guionista y productor Luc Besson (The Big Blue, La Femme Nikita, Léon: The Professional) comenzó a escribir la historia que se convertiría en la película The Fifth Element (El Quinto Elemento, 1997) a los 16 años de edad. El personaje principal se llamaba Zaltman Bléros, un obrero de una fábrica de cohetes en el futuro, y posteriormente se le modificó como el taxista Korben Dallas, interpretado por Bruce Willis (Mel Gibson rechazó el papel).

El guionista y productor Robert Mark Kamen escribió The Karate Kid (El Karate Kid, 1984), tomando sus experiencias cuando tenía 17 años e inició a estudiar artes marciales para defenderse después de ser atacado por una pandilla de matones en la Feria Mundial de Nueva York de 1964. Su primer sensei era un capitán de los Marines violento y posteriormente se volvió en alumno de un sensei llamado Chojun Miyagi. Escribió The Karate Kid Part II (El Karate Kid Parte II, 1986) y The Karate Kid Part III (El Karate Kid Parte III, 1989). Recibe el crédito “Characters created by” (“Personajes creados por”) en los proyectos de la franquicia, incluyendo la serie de televisión Cobra Kai.

En una entrevista publicada por Uproxx (https://uproxx.com/movies/karate-kid-writer-robert-mark-kamen/), Kamen recordó cuando conoció a Besson, con quien ha colaborado en las franquicias The Transporter (El Transportador) y Taken (Búsqueda Implacable), su trabajo en el guión de The Fifth Element y explicó por qué no se hizo una secuela.

¿Cómo fue involucrarse con eso?

En ese momento yo trabajaba para Warner Brothers como su asesino de guiones. Sería el doctor de los guiones que estaban poniendo en producción. Bill Gerber, productor de Gran Torino, que era el vicepresidente ejecutivo o lo que fuera en Warners, 1993, me llamó. Me dijo: “Tenemos este guión. No podemos hacer ni cara ni cruz, pero creemos que este tipo es un visionario”. Me envió el guión y no tenía sentido. Pero vi La Femme Nikita y vi a un genio cinematográfico.

Y dije: “Entraré y lo conoceré”. Él dijo: “Genial”. Entonces entro, conozco al tipo y le cuento todo lo que está mal en su guión. No lo entiende todo porque su inglés no era tan bueno. Y él se sienta allí y pude ver que se estaba enojando más y más. Es un autor francés, yo solo soy este maldito guionista de Hollywood. Y al final de la reunión, Billy me llamó y me dijo: “Amigo, acabas de arruinar esa relación”. Porque todo lo que había hecho era seguir diciendo lo enorme que era este guión.

Una semana después, suena mi teléfono y es Luc. Y él dijo: “Pensé en lo que dijiste, ¿y trabajarás conmigo en el guión?” Y dije: “Dios mío, sí, claro. Sería un honor trabajar contigo”. Y él dijo: “Bien. Ven a París”. Dije: “¿Cuándo?”. Él dijo: “¿Qué vas a hacer mañana?”. Debería haber sabido en ese mismo momento en qué me estaba metiendo porque el tipo no iba a decir que no. Fui a París y se suponía que me quedaría tres días. Me quedé tres semanas. Me lleva directamente desde el aeropuerto un domingo a este estudio sin calefacción. Solía ​​ser una antigua fundición y hacía mucho frío. Y abre la parte trasera de este almacén, y hay de todo para The Fifth Element: el vestuario, la criatura, todo. Pero no tiene una historia coherente. Así que nos sentamos y trabajamos durante tres semanas, y al cabo de tres semanas teníamos una historia coherente. Luego le tomó otros cuatro años hacer la película porque tenía que juntar $90 millones.

Leí que su borrador original de The Fifth Element tenía 300 páginas o algo así, y era como una novela.

En realidad eran 180 páginas, y luego le agregó una segunda parte, que tampoco tenía sentido. Íbamos a hacerlo como una secuela, pero no tenía sentido, y The Fifth Element no fue lo suficientemente grande aquí [Estados Unidos]. Fue enorme en el resto del mundo, y es un clásico, pero solo ganó $75 millones aquí u $80 millones. Estaba muy adelantada a su tiempo. Así que nunca hicimos la secuela, y la secuela habría sido tomar la otra cosa de 180 páginas que tenía y convertirla en un guión. Él y yo trabajamos durante mucho tiempo, desde entonces hemos hecho 15 o 16 películas juntos.

El solía ​​decir: “No veo eso. No veo eso”. Y al principio no sé de qué demonios estaba hablando. No lo vio porque es una cámara con piernas. Es un visualista. Una vez que entendí eso, fue más fácil trabajar con él. Es un genio. Y Leeloo, él inventó un idioma completo, ¡y él y Milla [Jovovich] solían hablar el idioma entre sí!. Era bizarro. Y luego se casó con ella. Luego se fue y se casó con ella.

Facebook: Jesús García Rubio (https://www.facebook.com/jesus.garciarubio.96)

Póster de The Fifth Element (1997). Imagen: Comic Watch
Póster de The Fifth Element (1997). Imagen: Comic Watch

Avance de The Fifth Element (1997).

Deja tu comentario

Canal de noticias de plex en Youtube: